* 2.2 – HAY QUE SEGUIR

Resumen de lo ocurrido: a mi vuelta de Paris la juez ordena mi ingreso en la prisión de Picassent. Experiencia de mi estancia en la cárcel. Libertad condicional. Sentimiento de abandono del trabajo.

A continuación: presión de mi editor que quiere frenar a los del Consejo de Administración. Conversación con Lorena. Extraño encuentro de Ricardo con su psicoanalista.


Cooltech1lowesRicardo, mi editor,  me reclama en  su despacho. La última vez fue a la vuelta de mi viaje a París con lo de Joaquim Brunet. Creo que no sabe lo mío de Picassent.

Nos preguntamos por nuestras vidas respectivas y hace como que está alarmado por la cuenta de resultados de la empresa. Necesita sangre fresca para contener a los del Consejo. Una vieja historia ya sabida en la que no entro ni salgo. Su simpatía y el aparentar normalidad me aburren. Quedamos que mañana le presentaré un inventario de realitys y una programación para los próximos meses. Vale.

Llamo a Lorena, que está preocupadísima por mi ausencia. Un montón de whatsapps.

Nos vemos donde siempre. Estoy con más presión de la habitual por la sensación de que  tengo muchas cosas sin atender. Además desde que empecé el blog me falta tiempo para moverme por él. Si solo fuera por La Sentina! Pero hay un montón de términos, de nuevas palabras, que me exigen una explicación.

Por eso la llamo. Para aliviar la tensión interior a punto de estallar.

– los realitys están muertos. La televisión se autoabastece de su propia carroña. Es un modelo cuasi perfecto sin apenas costes y que ha hundido a las suministradoras de contenidos. Chismorrean sobre los personajes que ellos crean y de ahí a la prensa del corazón o del deporte. Y a la inversa.

– y tu marido lo sabe. Pero a pesar de que MEDIASHARE está en pérdidas también sabe que los del Consejo no van a tirar la toalla porque les interesa estar en ese Palco del Bernabéu mediático, aunque les cueste dinero.

Lorena no dice nada. Se sabe la cantinela y aguarda consentida el momento de mi desahogo.

– y para ese paripé, para justificar su Gerencia y la presencia de los consejeros, Ricardo quiere que le presente un dossier con contenidos de la vida real, de los de verdad, que -todos sabemos- tienen menos recorrido que un borracho saliendo de una taberna.

y para cuando lo has de presentar?

– le he dicho que mañana. Pero si lo tiene para el jueves va que chuta.

La mirada de Lorena tiene ya tonos ocres.

venga!, aprovechemos el tiempo; Y los ocres se transforman en dorados y cambia la gestualidad del cuerpo. No me quiero dar cuenta y continúo, obsesivo:

– Te he de contar lo que me dijo Ricardo que le pasó con su psicoanalista. Me lo contó! Coincidieron los dos en una casa de citas!

el muy cerdo!; Y los tonos ocres se acentúan mientras me coge del hombro.

continuará…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.